En el papel, el Programa Frontera Sur promete «proteger» a los migrantes. Pero, en el terreno, agentes de Migración, policías, militares y hasta los elementos de ayuda humanitaria llamados Grupo Beta han desatado una «cacería» para deportar indocumentados.

Este trabajo periodístico fue elaborado de manera conjunta entre Animal Político, a la División de Estudios Internacionales y la Maestría en Periodismo del CIDE, bajo los auspicios de la Fundación Ford.

Ver investigación completa